Tendencias residenciales en el sureste mexicano

18 Nov Tendencias residenciales en el sureste mexicano

En 2015, el INEGI reportaba que la región del sureste mexicano contaba con una población que rebasaba los 6 millones 890 mil habitantes.

 

Abarcando los estados de Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, esta región vive un momento muy importante en su desarrollo económico, fruto de la llegada de nuevas empresas que ven el enorme potencial que tiene en recursos naturales, humanos, culturales, turísticos e inmobiliarios. Y es que cada uno de los estados que componen esta región, cuenta con enormes ventajas. Diversos especialistas creen que el proyecto gubernamental federal de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), atraerá más y mayores inyecciones de capital nacional y extranjero a esta región tan rica y diversa.

 

Pero, ¿por qué es rica y diversa?

 

Tabasco, por ejemplo, cuenta con reservas ecológicas y una riqueza cultural que, junto con su industria petrolera, han catapultado el crecimiento poblacional hasta colocarlo por encima del 3% anual. Para los expertos, es su ciudad capital, Villahermosa, la que cuenta con mayor potencial en el desarrollo de un sector de bienes raíces fuerte.

 

Por su parte, Quintana Roo es una joya turística, no sólo a nivel nacional, sino mundial pues tanto Cancún como Playa del Carmen son destinos predilectos para viajeros de todo el planeta.

 

Los ingresos de estos dos paraísos son tan altos que han logrado colocar a Quintana Roo como uno de los estados con mayor ingreso per cápita de toda la República Mexicana. El boom demográfico e inmobiliario que experimenta Playa del Carmen, se traduce en que durante 2016 se haya invertido un 30% más con respecto al 2015 en construcción residencial, resultando la creación de cerca de más de mil nuevos departamentos.

 

La capital de Yucatán, Mérida, ha tenido tal evolución en los últimos años que no sólo se ha colocado como una de las ciudades mexicanas con mejor calidad de vida, también forma parte del Top 5 de ciudades con mayor crecimiento inmobiliario durante 2016, esto según información aportada por la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI). De hecho, se espera que el ritmo de crecimiento acelerado que está experimentando, continúe al menos durante los próximos 5 años y para muestra de esta gran expansión urbana yucateca un botón: tan sólo en 2015 se construyeron más de 2 mil 500 viviendas en Mérida, ciudad que está ya muy cercana a alcanzar la misma extensión territorial que la capital de Jalisco, Guadalajara.

 

Enfocándonos en el subsector inmobiliario de vivienda, los grandes beneficiados del boom económico de la región, son el segmentos residencial y residencial plus y en cuanto al tipo de propiedades, es la vivienda vertical la tendencia que está cambiando el paisaje urbano de estos estados. Sin embargo, las casas de estos sectores, continúan siendo las favoritas de los habitantes oriundos del sureste, en específico para la población de Campeche.

 

De acuerdo al portal inmobiliario Lamudi, los precios promedio a la venta del sureste mexicano este 2016 se manejaron así: las casas más caras las tiene Quintana Roo con un precio promedio de 3 millones 750 mil pesos, le sigue Yucatán con 3 millones 440 mil pesos, Campeche con 2 millones 600 mil pesos y Tabasco que se coloca en el último lugar con un precio de 2 millones de pesos promedio.

 

En cuanto a vivienda vertical, es decir departamentos, el portal informa que Quintana Roo manejó un precio promedio a la compra de 3 millones 360 mil pesos. Campeche superó los 3 millones 160 mil pesos, mientras que Yucatán alcanzó los 2 millones 440 mil pesos y Tabasco llegó a vender sus departamentos en un millón 500 mil pesos.

 

Fuente: Lamudi | www.lamudi.com.mx | 6383-9790 Ext. 5052

-->