Los 6 secretos para tener SIEMPRE una casa limpia y ordenada

07 Jun Los 6 secretos para tener SIEMPRE una casa limpia y ordenada

Mantener el orden parece ser una de las actividades más difíciles de seguir, bien sea porque no tenemos tiempo o porque el que nos sobra lo queremos para descansar. Por ello, si eres de aquellos que no pueden mantener ordenado ni el escritorio de la oficina, estos consejos te sorprenderán.

1. Despeja el fregadero de tu cocina

Comencemos los trucos de organización y limpieza por una de las habitaciones que es un verdadero reto en estos aspectos, y es que esta habitación, está en constante lucha contra el desorden y la suciedad. Desde que comienza el día, ya estamos ahí preparando el desayuno; pasa la comida y se han amontonado trastes, así que para la cena ya todo está lleno y desacomodado, y nosotros ya estamos sin energía para limpiar.

El problema radica en que no hay un orden cada vez que se utiliza la cocina, por ello, el secreto consiste en no dejar que nada se acumule, mucho menos el fregadero, pues su condición no es estar lleno, y es que si da pereza lavar un plato y un vaso, mucho más te dará lavar cinco, y más antes de dormir.

2. Coloca un mueble en tu pasillo

El pasillo que habitualmente se hace en la entrada de tu hogar, puede ser un verdadero desorden, tanto si tiene estantes como si no cuenta con ellos, y es que al llegar a casa, hasta el suelo se nos hace una buena alternativa para colocar todo lo que le estorba a nuestra comodidad.

Para combatir esta situación lo óptimo es incluir un mueble, preferentemente que tenga múltiples compartimentos, puede cubrir por completo uno de los laterales, así sólo absorbes espacio de alguno de los extremos de tu pasillo. Y para promover aún más el orden, puedes tener un cesto de basura donde se pueda tirar toda aquella con la que llegas a tu casa, y así evitas regarla en las habitaciones.

3. Organízate

La mejor manera de llevar el control de todo lo que hacemos es escribiéndolo y anotando cada cosa que tenemos pendientes.

En muchas ocasiones se cree que el calendario sólo es para los pendientes laborales o escolares, pero permítenos decirte que también es muy útil para acomodar todo lo que tienes que hacer para lograr de tu hogar un sitio lleno de pulcritud y acomodo. Dale a cada actividad 20 minutos para ser terminada, y es que este tiempo es el que por promedio gastamos cuando nos enfocamos en hacer algo sin que nada nos distraiga.

4. Decide que limpiarás en que momento

Elige el espacio del día en el que limpiaremos cada lugar. Bajo esta idea lo mejor es dejar para más temprano, es decir, cuando vas comenzado la limpieza, a aquellas habitaciones más sucias y desordenadas, y al final del día, enfocarnos en las que no existe tanto problema y que por ende es más fácil dejar listas.

Este proceder se debe a que como en todo, siempre se inicia con más energías, necesarias para luchar contra las habitaciones que es un reto tenerlas limpias y ordenadas.

5. Diviértete mientras haces el aseo

La limpieza no está peleada con la diversión, así que antes de comenzar, no dejes de crear una atmósfera que te mantenga, tranquilo, feliz y motivado.

Escucha música, canta y baila mientras lo haces. Cuando nos divertimos nuestro cerebro hace una intermitencia y se olvida de la actividad que se realiza, es decir, que no nota el sentido de responsabilidad u obligación, si no que se concentra en la melodía y los ritmos, olvidando lo demás.

6. Lava la ropa a menudo

Conforme vas teniendo ropa sucia, la acomodes , pon ropa blanca y de color, así es más fácil que un día tomes una parte y la laves, y el otro día hagas lo mismo con el resto.

 

-->