Portabilidad Hipotecaria

01 Dic Portabilidad Hipotecaria

En años anteriores al 2014, conseguir un crédito hipotecario significaba pagar tasas de interés que rondaban el 12%. Es una realidad que los bancos han ido reduciendo la tasa de interés de este producto, encontrándose hoy en día hipotecas cuya tasa de interés ronda los 9 o 10 puntos.

Esto significa grandes beneficios para quién está buscando comprar una vivienda, pero también para aquellos que la adquirieron antes del 2014, gracias a la migración de hipoteca. Si bien, esto ya era posible desde hace casi una década, la Reforma Financiera ha simplificado este proceso y lo ha hecho más barato.

La portabilidad o movilidad hipotecaria se refiere al beneficio que tienes de cambiar tu hipoteca a otra institución financiera, consiguiendo mejores condiciones al tiempo de reducir tus pagos mensuales. La portabilidad hipotecaria funciona como un pago de pasivos en el cual al contratarlo, el banco te ofrece mejores condiciones de tu hipoteca, en lo que refiere a tasas y plazos, con respecto a lo que ya tienes contratado con otra institución financiera.

La nueva entidad liquida tu adeudo con el banco que originó la hipoteca. Entre los beneficios que puedes obtener, adicional a mejorar las condiciones de tu crédito, están que el banco pague los gastos notariales, una tarifa preferencial por avalúo, pagar anticipadamente sin penalización o la disminución de la tasa por pagos puntuales.

Algunos de los requisitos más importantes e indispensables para la subrogación de crédito están el que estés al corriente con tu pago, que cuentes con un buen historial crediticio, demostrar solvencia económica para el pago del crédito y en algunos casos que el crédito con la institución original tenga una antigüedad mínima.

Debes saber que al cambiar tu hipoteca se te generan gastos como el avalúo de la propiedad, la investigación, gastos notariales, comisiones por apertura, autorización y gastos de cobranza, así como puede ser posible que debas contratar algún seguro como de vida, daños al inmueble, responsabilidad civil y desempleo pero esto depende de los productos que ya tengas contratados con tu anterior hipoteca.

La portabilidad hipotecaria se puede realizar también entre quienes contrataron su crédito con una Sofol, e incluso los acreditados del Fovissste e Infonavit pueden optar por este cambio. Si estás pensando en recurrir a esta modalidad te recomendamos consultar las instituciones financieras que la ofrecen, tomando en cuenta las condiciones de tu crédito y las que existen actualmente.

En caso de encontrar alguna oferta que te convenga acude a la sucursal para obtener más información. Es posible que cuando le notifiques a tu banco sobre el pago del pasivo pueda ofrecerte mejores condiciones, como la renegociación de tu tasa, esto para no perder la cartera, si así fuera evalúa la opción que te presenten y no la eches en saco roto.

Durante el segundo semestre del 2014 se originaron más de 10 mil créditos de este tipo, comparado con los tres años previos en los que sólo se originaron 8 mil, esto de acuerdo con el informe presentado por BBVA “Situación Inmobiliaria México”, lo que a todas luces hace parecer que hoy en día las condiciones para la movilidad hipotecaria son mejores y está propiciando una mayor competencia entre los bancos en el segmento hipotecario en beneficio de los usuarios.

Sorry, the comment form is closed at this time.

-->