Heces de mascotas en las calles, problema Social y cultural

08 Sep Heces de mascotas en las calles, problema Social y cultural

Las heces en la calles es un problema social, más común de lo que imaginamos, se estima que el 70% de la población con mascotas, sale a pasear con su perro todos los días y de ese 70% el 30% no recoge los desperdicios fisiológicos que desecha su mascota. Dejando en exposición de lluvia, viento y sol las heces provocando contaminación realmente preocupante.

Te has preguntado ¿Que pasa con las heces que la gente deja en la calle y de que manera te afecta? Mencionaremos el proceso detalle a detalle de que sucede con los desechos fisiológicos y porque es un problema social tan preocupante hoy en día.

Según la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), un perro de 15 kilos (tamaño promedio), evacúa por día alrededor de 600 gramos de excremento, lo que significa un total de 18 kilos al mes, de los cuales la mayoría son heces que no son recogidas por sus dueños o que las desechan animales en calidad de calle, entonces ¿Que pasa con todas esas heces?

¿Que sucede?

  • Desde el momento que un dueño irresponsable deja en parques, calles o jardines comienza el problema, mal olor, las moscas comienzan a juntarse, posibles accidentes al pisarlas etc.
  • Después de un día de que las heces fueron dejadas en la calle, existen dos posibilidades, la primera que el sol solidifique las heces, convirtiéndolas en polvo y haciendo más fácil que el viento las lleve a varios lugares y dos que la humedad o la lluvia disuelvan las heces permitiendo que se dispersen, ambos casos contaminan agua, alimentos y aire que es respirado por otros seres vivos incluidos el ser humano.

¿Como te afecta?

No solo el mal olor y la contaminación del ambiente te puede afectar, hablamos de efectos graves en la salud de las personas, si bien es verdad muchos perros son desparasitados por sus dueños, en México existen miles de perros en calidad de calle, que no tienen el lujo ni siquiera de comer menos de ser desparasitados, estos animales sufren de parásitos internos, mismos que son desechados por medio de las heces cuando terminan el ciclo dentro del animal, ya sea en huevecillos o en gusanos. Y no solo eso, los desechos fisiológicos también contienen bacterias, hongos e inclusive virus.

¿Que consecuencias puede haber?

La contaminación de lugares públicos, la proliferación de partículas de heces en el aire, el agua contaminada por residuos fecales y alimentos con partículas de excremento, son solo algunos ejemplos de como nos afecta como sociedad ser dueños irresponsables, la importancia de educar a los dueños de mascotas que es «su responsabilidad» sacar a su mascota a pasear y limpiar los desechos es parte clave para evitar las enfermedades.

Entre las bacterias que puedes contraer por medio de alimentos, agua o  aire contaminado son: salmonelosis, brucelosis, tuberculosis, leptospirosis, cólera, mismos que pueden ocasionarte, dolor abdominal, diarrea, vómito, deshidratación, fiebre, dolor de cabeza, escalofríos etc.

Los parásitos que puedes ingerir por medio de agua contaminada y alimentos en la calle son, ascaridosis, filariasis, hidatidosis, leishmaniasis, amebiasis hepática y toxoplasmosis, parásitos que se localizan en el intestino y/u otros órganos, provocando diarrea, incoordinación, fiebre, dolor abdominal, dolor de cabeza, vómito, en mujeres embarazadas posibles abortos, retención de líquidos, lesiones en el intestino como irritación y úlceras etc.

 

Solución:

La solución a este problema es fácil, educar e informar es la clave para que disminuya significativamente este gran problema social que nos afecta a todos, aquí algunas soluciones fáciles, rápidas y que no nos genera mucho esfuerzo.

  • Si vas a sacar a tu mascota a pasear, asegúrate de llevar bolsitas para recoger sus heces, recuerda que el caminar o realizar actividades físicas estimula el intestino, por lo tanto también la necesidad de defecar de tu mascota.
  • Las brigadas de aseo a parques y calles es importante para evitar que las heces lleguen al agua potable o al aire, no por el hecho de que no sea tu perro el que defecó, no quiere decir que no sea tu responsabilidad ante la sociedad, recuerda que las consecuencias es para todos.
  • Si vez a personas dejando desechos fisiológicos de sus mascotas en la calle, invítalos amablemente a recogerlo, si no tiene bolsa, proporciónale una e indícale donde debe tirarlas.

 

Recuerda que pequeñas atribuciones hacen grandes cambios, el cambio está en nosotros mismos, aportar un poco a la sociedad es tarea de todos, cambiar los índices de contaminación es un gran paso para erradicar con el problema de heces en las calles y por lo tanto problemas de salud en el sociedad.

Se un dueño y ciudadano responsable, ayuda a tener un mundo limpio y sano para los tuyos.

 

Sorry, the comment form is closed at this time.

-->